Este blog tiene como única finalidad el servir de apoyo a las clases de Música en la E.S.O. sin ningún ánimo de lucro. Algunos de los contenidos didácticos de este blog están inspirados, para su elaboración, en el material de la Editorial Editex

ALTURA: Notas, pentagrama, clave y alteraciones

16 dic. 2009

LA ALTURA
Notas, Pentagrama, Clave y Alteraciones
 
CONTENIDOS OBJETIVOS
Concepto de Altura Conocer la representación musical de la altura
Notas en el pentagrama Entender la estructura de la escala de Do
Las claves Comprender la distancia de Tono y Semitono entre las notas
Las alteraciones
y las modificaciones de ésta por las alteraciones.


Conceptos
 
La altura es una cualidad del sonido y nos indica lo agudo o grave que puede ser.
 
Suele dar problemas el comprender esta cualidad y se confunde a menudo con la Intensidad debido, quizás, al uso en lenguaje coloquial de los adjetivos "alto" y "bajo". Para indicar un volumen sonoro solemos decir: "baja la música que está muy alta"; y podemos comprobar que el nombre de la cualidad que vamos a estudiar forma parte de la familia de palabras derivadas de "alto": ALTURA del sonido.
 
Puedes pensar que los adjetivos "fino" o "grueso" pueden ayudarte a comprender mejor la altura del sonido. Así, el piar de un pájaro suele ser producido con sonidos "finos" (por lo tanto son sonidos agudos) y que el rugir de un león suele ser producido con sonidos "gruesos" (por lo tanto son sonidos graves).
 
Como sabes, las distintas alturas del sonido dependen de la frecuencia de la onda, pero también comprenderás que los músicos no usamos los herzios (Hz) para definir las diferentes alturas.

Las Notas
 
Las notas designan las diferentes alturas de los sonidos y son siete:
DO   RE   MI   FA   SOL   LA   SI
 
Pero en la antigüedad no se usaban estos nombres. Las distintas alturas se designaban con letras:
 
C      D      E      F      G      A      B
 
Esta manera de usar los sonidos con letras se sigue usando en los países anglosajones y se suele denominar generalmente nomenclatura anglosajona.
 
Pero, ¿cómo se empezó a designar las alturas con nombres como lo hacemos en la actualidad? Todo se lo debemos a Guido d'Arezzo, un monje benedictino que en siglo XI buscó una manera de aprender mejor las melodías ya que las letras no ayudaban mucho a memorizar las alturas. Así se fijó muy bien en una pieza musical de Canto Gregoriano, un himno a San Juan Bautista, y se dio cuenta de que la música de cada verso comenzaba en una altura cada vez más aguda. Cogió entonces la primera sílaba del texto en cada verso. Fíjate en la imagen:
 


Leer más...